La obesidad en pandemia, reciente estudio incluye a Chile como foco de estudio

Un estudio reciente dado a conocer en  el Congreso Europeo e Internacional sobre Obesidad (ICO) dejó en manifiesto que existe desconocimiento o poca claridad sobre reconocer la obesidad como una enfermedad.

Novo Nordisk dio a conocer nuevas conclusiones de su estudio global ACTION IO (Awareness, Care, and Treatment IObesity MaNagement – an International Observation) presentado en el Congreso Europeo Internacional de Obesidad 2020 (ECO-ICO 2020). Con las tasas de obesidad que se triplicaron en todo el mundo desde 1975 y, más recientemente, la pandemia COVID-19 que expone la escasez en la atención de la obesidad, una mejor comprensión del manejo de la obesidad resulta fundamental.

El estudio ACTION IO es el estudio más grande de su tipo para investigar las barreras para el manejo de la obesidad desde la perspectiva de las personas con obesidad y los profesionales sanitarios y estos fueron algunas de las conclusiones.

  • Muchas personas con obesidad están subestimando la gravedad de su obesidad, lo que podría estar impidiendo que los pacientes busquen el apoyo que necesitan para una pérdida de peso efectiva o las complicaciones relacionadas con la obesidad.
  • Existen diferencias clave entre hombres y mujeres con respecto a la comodidad que sienten frente a las discusiones sobre el peso, las motivaciones y el manejo de la obesidad, lo que destaca la necesidad de discusiones sobre tratamientos personalizados para mejorar el manejo de la obesidad.
  • Existe una necesidad urgente de una intervención más temprana, ya que la lucha contra el peso a una edad temprana se asocia con una mayor gravedad y desesperanza.

“La reciente pandemia de COVID-19 nos ha demostrado cuán esencial es que la obesidad se entienda más plenamente como una enfermedad. Estos hallazgos resaltan que la obesidad sigue subestimada con percepciones erróneas profundamente inculcadas en la sociedad y dentro de la comunidad médica”, comentó el profesor Ian Caterson, investigador principal de ACTION IO y director de la fundación del Instituto Boden de la Universidad de Sydney.

Dado que el impacto de la obesidad es cada vez más grave, si la lucha por el peso comienza a una edad temprana, debemos apoyar a los profesionales de la salud para que brinden intervenciones más tempranas que se adapten a las necesidades y comportamientos individuales, para lograr mejores resultados para las personas que viven con obesidad”, agregó.

El estudio encuestó a más de 14.500 personas con obesidad y casi 2.800 profesionales de la salud de 11 países, incluidos: Australia, Chile, Israel, Italia, Japón, México, Arabia Saudita, Corea del Sur, España, Emiratos Árabes Unidos y el Reino Unido.

Según consignó radio Agricultura, según los últimos datos publicados por la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), muestran que el 74% de la población adulta sufre de sobrepeso u obesidad. Eso sitúa a Chile en el país de la OCDE con más alta tasa de obesidad y sobrepeso, por encima de México (72,5%) y Estados Unidos (71%). En este contexto, serán muy reveladores los resultados del estudio ACTION IO en su apertura nacional para entender cómo ha evolucionado la situación de esta enfermedad. Estos resultados han sido presentados y se encuentran en etapa de revisión para publicación dentro de los próximos meses.

Al respecto, la Dra. Ada Cuevas, quién lideró la investigación para Chile señaló: “El estudio ACTION IO mostró tres cosas importantes para Chile. Primero, que había una falla de percepción importante. Los pacientes veían la obesidad como algo que tenían que hacerse responsables y los médicos pensaban que los pacientes no tenían interés. No era así, los pacientes si tenían interés en mejorar su condición, pero pensaban que no tenían que ir al médico para eso. Segundo, la falta de profesionales en salud que estén especializados en el tema obesidad”.

En Chile, siendo una patología que afecta al 70% de la población, no hay una formación certificada en profesionales de la salud en obesidad. En eso yo estoy trabajando con la Federación Mundial de Obesidad para que se lance un examen, que ya existe en Estados Unidos, para certificar a las personas que tratan la obesidad. Y tercero, el estudio viene a ratificar que casi todas las áreas de la medicina tienen cierta relación con la obesidad y que hay mayor asociación con cánceres, insuficiencia renal, insuficiencia cardíaca, enfermedades neurológicas, etc. Finalmente, creo que dentro de lo malo que ha sido este año con la pandemia, quizás ha permitido darle más relevancia a nivel mundial al tema de la obesidad”, agregó.

Inmedia

Read Previous

Mindep entrega más 27 millones para nuevos proyectos deportivos

Read Next

385 test PCR realizó Servicio de Salud en testeo sobre ruedas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *